Advertisements

¡A zapes!

zapese

Y se armaron los golpes en la iglesia, todos contra el padre, pero muy diestro el sacerdote se defendió a mano limpia repartiendo zapes a cuanto niño se acercaba.

Una forma divertida (nadie salió herido) de enseñarle a padres y niños como ser educados ¿qué prefieren zapes o buenas formas?

Advertisements