Advertisements

Coyote viaja en su auto y ella no lo sabía

Un coyote, incrustado en la parte delantera de un coche, viaja  35 kilómetros por una carretera de Canadá; sin tener lesiones que lo pusieran en peligro

El caso se volvió conocido en la localidad; tratándose de un coyote que viajó aproximadamente 35 kilómetros acomodado en la parte delantera de un automóvil; este se trasladaba a una velocidad considerable y por un caminos  difícil de transitar a pesar de eso  el astuto animal no presento heridas que pusieran en riesgo su vida.

La extraordinaria historia fue contada por la propietaria del auto en las redes sociales, donde sería compartida para  más de 227 mil veces, y donde más de 62 mil usuarios no pudieron evitar comentar en tan magnifica e insólita noticia.

 Georgie Knox narra que ella se disponía a ir al trabajo cuando, sin darse cuenta, atropelló al animal en un descuido.

La  mujer confesó que en un momento escuchó un sonido parecido como un  “crunch”;  es curioso saber que en la localidad de la provincia de Alberta, al suroeste de Canadá, es común encontrar a estos animales debido al entorno ya que el habitat es el indicado para vivir.

Knox pensó que estaba muerto, sin embargo, minutos después de que el animal seguía metido en la parte delantera de su coche, para su sorpresa estaba vivo.

Al tener que  detenerse en un semáforo, la mujer estuvo a la par de otra conductora y ella fue quien le reveló que el pobre animal estaba atascado en su coche, sin manera de  salir.

“Este pobre chico estaba mirando hacia arriba y parpadeando hacia mí”,  Knox le dijo a la cadena canadiense CTV que se sintió mal cuando se dio cuenta de que el coyote había estado incrustado en su parrilla debido a que ella no pudo verlo y recuerda haber pasado por caminos nada “generosos” donde el animal pudo haberse herido.

La manera de  expresarse fue  la siguiente: “Me sentí horrible cuando me di cuenta de que lo llevé conmigo todo el camino de Airdrie. Pensé que él debía estar sufriendo y que iba a morir, así que estaba muy alterada”. La mujer en ese momento no supo qué hacer, pero suscitó la posibilidad de que el animal estaría alterado y que la mordería para defenderse.

El animal viajó sin sufrir ningún daño, desde Airdrie a Calgary, dos ciudades que están situadas a 35 kilómetros de distancia, aproximadamente. La mujer se encontraba en medio de un terreno desolado así que no podía comprar agua para darle.

Knox notificó a los guardas forestales, los cuales lo sacaron y lo llevaron con un biólogo, quien fue el que determinó que  podía ser puesto en libertad para ser devuelto a su hábitat.

 El animal fue liberado en el condado de Kananaskis donde estaría más apto para su vida libre en vez de el condado antes mencionado  donde tuvo la mala suerte de encontrarse con el auto de la mujer que al final no lo mató sino que lo ayudó a ser puesto en libertad.

MIRA EL VIDEO, SI NO FUNCIONA HAZ CLICK AQUI

Posted by Georgie Knox on Saturday, September 9, 2017

Advertisements