Advertisements

Creía que tendría una niña, en la hora del parto está es la cara de la mamá

¿Qué crees que sucedió?

Koto Nakamura esperaba tener una hija. Esta madre primeriza y su pareja, residentes en la isla de Tasmania habían comprado juguetes y ropa su futura hija, habían pintado la habitación de rosa, habían escogido un nombre de chica -Hinata- y, en general, habían hecho todo lo que se supone que hay preparar cuando vas a tener a una bebé en casa. Por eso cuando nada más dar a luz los médicos le dijeron que su pequeña en realidad era un niño, a la mamá se le quedó esta cómica cara.

La imagen, tomada por el fotógrafo Jes Jackson de la empresa Itty Bitty Photography, se ha convertido en todo un fenómeno. La cara de sorpresa de Koto es indescriptible.

Tanto ella como su esposo, Sina Niakansafy esperaban tener una niña porque en las ecografías así lo mostraban. Pero después de meses de preparación, las pruebas resulta que fueron erróneas: al parecer el pequeño Taiga escondió sus atributos y engañó a los médicos.

“Creía que todos en la sala de parto estaban bromeando”, recuerda Koto en la revista Today Parents, “pero cuando vi que iban en serio, me quedé sin palabras. Hasta que no vi su entrepierna no me lo creí”.

El fotógrafo que captó el momento recuerda en el mismo medio que pocos minutos antes Koto y su marido habían estado bromeando sobre la posibilidad de que su tan deseada y esperada hija fuera en realidad un niño. “Alguien empezó a hablar de un caso de identificación errónea en la ecografía, y todos nos reímos pensando en si pudiera ocurrirle lo mismo a Koto”, asegura Jes Jackson.

A pesar del shock del momento y de su cara de sorpresa, la madre asegura ahora que le da lo mismo haber tenido un niño en vez de una niña, como bien se puede apreciar en las demás fotos tomadas poco después del parto, en las que se la ve contenta y llorando de la emoción.

Advertisements