Advertisements

“EL CHAPO” es marca registrada

Alejandrina Salazar Hernández y Emma Coronel Aispuro, señaladas como esposas de Joaquín El Chapo Guzmán Loera, más su hija Alejandrina Gisselle Guzmán Salazar, presentaron 24 diferentes solicitudes de registro de marcas para comercializar múltiples productos, de los cuales cuatro fueron aprobadas con vigencia al año 2020.

El IMPI (Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial), autorizó la marca El Chapo para cuatro diferentes ramos de productos comercializables a favor de Alejandrina Gisselle Guzmán que incluyen metales preciosos, artículos de joyería, relojería, cuero y cueros de imitación, maletas, paraguas, juguetes, artículos de gimnasia y deporte, adornos para árboles de navidad, publicidad y administración de negocios, entre otros.

El registro de estas marcas aparece incluso en el Global Brand Database de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI); se proporciona el número de autorización para evitar que en otros países se utilice el nombre y en qué se puede utilizar.

Se autorizó la misma denominación El Chapo para dos peticiones de Raúl Espinoza Tristán y dos más de Ernesto Pérez Zagaste para la comercialización de aparatos e instrumentos científicos, náuticos, topográficos, fotográficos, cinematográficos, ópticos, de pesar, de medir, de señalización, de control, de socorro y de enseñanza, y de aparatos e instrumentos para conducir, transformar y regular la electricidad, así como para educación, capacitación, entretenimiento y actividades deportivas y culturales.

María de los Ángeles Moreno Rodríguez también puede usufructuar la marca para vestuario, calzado y sombrerería.

Se desconoce si estas últimas personas tienen relación directa o indirecta con el famoso narcotraficante.

Advertisements