Advertisements

Increíble, funcionarios gastan 400 mil en “reparaciones”

Casi 400 mil pesos gastaron funcionarios municipales de Guaymas en reparación y mantenimiento de vehículos, sin transparentar el destino real del recurso público, observó el Instituto Superior de Auditoria y Fiscalización (ISAF).

Jaime Agruel Robles, Director de Infraestructura Urbana y Ecología, fue el funcionario de primer nivel que más cheques recibió el año pasado.

En el análisis de la Cuenta Pública 2016, el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización, el Ayuntamiento no pudo comprobar el destino de 396 mil 685 pesos, entregados a servidores públicos de Obras y Servicios.

Tan solo en el concepto “Varios Consumos en Restaurantes, Gasolina y Diesel”, Jaime Agruel Robles recibió cheque con póliza EOOO79 por 30 mil 563 pesos, los cuales no comprobó, como señala el ISAF.

Adicionalmente, cobró 21 mil pesos por reparación de carros, otros 21 mil en gastos a comprobar, 20 mil en reparación de motor, mil en combustible; más de 4 mil en mantenimiento de carro y gastos de camino.

Fueron 9 mil 40 pesos los que recibió el mismo funcionario por mantenimiento de vehículo y viáticos, además de 6 mil 500 pesos por servicio automotriz, 2 mil 285 por consumo en restaurantes, 5 mil 300 en viáticos y 4 mil en gastos de camino.

Sin comprobar el destino, el Director de Obras Públicas Manuel González Robles cobró cheques de la Tesorería por unos 7 mil por mantenimiento de carros, 5 mil por gastos a comprobar, 8 mil por gastos de papelería y refacciones, así como 18 mil en gastos a comprobar.

El Subdirector de Obras, Manuel Andrés Valenzuela Flores recibió cheques con póliza 00012, 00031, E00022, E00035, E00049, E00126, por conceptos de mantenimiento y reparación de vehículos y gastos diversos.
En un año, a Valenzuela le pagaron 4 mil por mantenimiento de vehículo, 6 mil 100 en refacciones, 6 mil en amortiguadores, 23 mil en mantenimiento de unidades, 4 mil 500 en mantenimiento de carros y 4 mil 500 más en refacciones.

Empleados con gastos observados por el ISAF: Claudia Beltrán Valenzuela, con cobros por mantenimiento de carros, llantas y otros conceptos, Haydé Ochoa Amado, con varios cheques por gastos diversos, Israel Tamayo, por reparación de unidades y una decena de trabajadores más.

En total, los casi 400 mil pesos, para el ISAF son “gastos presuntamente injustificados, debido a que no se detalla claramente el uso, destino y beneficiarios de las erogaciones”.

Advertisements