Advertisements

La carretera mas peligrosa del mundo.

Está en Uganda, África. En tan solo ocho meses han muerto en ella al menos 200 personas. Un pastor local cree que el diablo está detrás y le ha practicado un exorcismo a la autopista.

El paso de Yungas, la “carretera de la muerte” de las montañas de Bolivia, que se asoma sin quitamiedos a precipicios de hasta 600 metros, probablemente ya no es la carretera más peligrosa del mundo. Una autopista ugandesa, la que une Kampala con Masaka, menos espectacular pero quizás más mortífera, va camino este año de arrebatarle ese dudoso honor. En solo ocho meses, entre enero y agosto de este año, los muertos que han quedado en su asfalto superan los 200.
Para dejar patente el elevadísimo número de víctimas de esta vía basta con comparar sus cifras con las de España. Nuestro país tiene 166.284 kilómetros de carreteras propiedad del Estado, una extensión que no contabiliza las vías autonómicas y las gestionadas por los ayuntamientos. En esa enorme extensión de asfalto, este verano han fallecido en accidentes de tráfico 253 personas. En la autopista Kampala-Masaka, de solo 130 kilómetros, han perdido la vida 200, solo hasta el mes de agosto.

La carnicería ha llegado a tal extremo que los ugandeses y turistas que tienen alternativa huyen de esta autopista como de la peste, pese a que se trata de una arteria vital pues es uno de los tramos del trayecto que une la vecina Kenia y otros estados fronterizos con Uganda como la República Democrática del Congo y Ruanda. Por ejemplo, las agencias de turismo que organizan excursiones en la frontera con Ruanda, donde se encuentra uno de los últimos refugios de los escasos gorilas de montaña que quedan en el mundo, prefieren alquilar avionetas antes de poner los pies en esa carretera considerada ya una trampa mortal.

Advertisements