Advertisements

Los 10 alimentos que nunca debe comer tu perro

¿Haz cometido alguna vez estos errores? Recuerda que no por ser parte de la familia, come lo mismo que tú.

1.- Tomate
En primer lugar, nada de darles tomates. Contienen oxalato, que alteran el sistema digestivo y el tracto urinario de los perros. Esta sustancia también se encuentra en las patatas, otro alimento que tampoco pueden probar.

2.- Chocolate
Casi siempre terminamos dándole una onzita a nuestros perros sin caer en la cuenta de que es muy perjudicial para ellos. Y es que el chocolate tiene teobromina, una sustancia que puede acelelarles el ritmo cardíaco, ocasionarles diarrea y, en los casos más extremos, causarles la muerte.

3.- Alcohol
El alcohol es extremadamente tóxico para los perros. Les causa daños en el sistema nervioso e, incluso, pueden llegar al estado de coma. Si la dosis es elevada, podrían también morir.

4.- Café
El café contiene metilxantina, una sustancia que afecta al sistema nervioso de la mascota, causándole vómitos, diarrea, sed excesiva, hiperactividad y, en los peores casos, hasta la muerte.

5.- Leche
La mayoría de los perros son intolerantes a la lactosa, ya que no poseen las enzimas necesarias para procesar la leche. Si la consumen, pueden sufrir vómitos, diarreas u otro tipo de problemas gastrointestinales.

6.- Cebolla
Las cebollas, al igual que los ajos, son muy tóxicas para los perros. Pueden provocarles anemia, problemas renales y enfermedades relacionadas con la sangre.

7.- Huevo
Algunos expertos aseguran que se puede alimentar a los perros con huevos crudos, pero muy de vez en cuando. Y es que es posible que les cause salmonelosis y que les dificulte la absorción de vitaminas. Ante la duda, mejor prescindir de ellos.

8.- Aguacate
Además de ser muy ricos en grasas, lo cual es muy perjudicial para los perros, los aguacates contienen persin, una toxina que les puede dañar el corazón y los pulmones.

9.- Uvas
Ni se te ocurra tomar las uvas con tu perro, ya que contienen una toxina que le puede ocasionar graves daños en los riñones y el hígado.

10.- Pescado
En grandes cantidades, el pescado crudo puede producir déficit de vitamina B1 en los perros. Esto les causa convulsiones y pérdida de apetito.

Advertisements