Advertisements

Médicos realizan cirugía a corazón abierto en medio del sismo

Justo cuando los médicos en el Hospital La Raza hacían una cirugía a corazón abierto, para salvar a una niña de nueve años, ocurrió el sismo de magnitud 8.2, el pasado 7 de septiembre.

Y aunque todo se movía, los médicos no interrumpieron el procedimiento. Continuaron para lograr su misión.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó sobre lo ocurrido en el Hospital General del Centro Médico Nacional (CMN) La Raza.

El temblor sucedió cuando habían transcurrido cinco horas de la operación.

“Los protocolos y las brigadas de emergencia se activaron de manera oportuna; los pacientes, familiares y personal en planta baja y los pisos uno y dos fueron evacuados, mientras en el resto de los pisos, las personas se replegaron en las zonas de seguridad”, relató el Instituto.

“Pero en el quirófano del séptimo piso, por la delicada salud de la menor, el equipo médico y de enfermería decidió continuar sin interrumpir la operación a corazón abierto”, agregó.

La operación, detalló el IMSS, concluyó a las dos de la mañana del viernes 8 de septiembre.

La paciente se recupera con éxito.

Había sido necesaria la intervención, a causa de una infección en un injerto colocado a la paciente hace cinco años, para corregir una cardiopatía congénita.

“En todo el momento, aún durante el sismo, el equipo de cirujanos, enfermeras, anestesiólogo y técnicos, encabezado por el doctor David Arellano Ostoa, jefe del Departamento de Cirugía Cardiaca Pediátrica, mantuvo la calma y continuó la operación, a pesar de que ya había finalizado la jornada laboral de la mayoría del personal”, apuntó el Instituto.

Advertisements